Observación de Mamíferos

El Parque Nacional Corcovado es el recinto de 140 especies de mamíferos:



Manigordos, cauceles, dantas, tepeizcuintes, chanchos de monte, osos perezosos y hormigueros, chanchos de monte, entre otros.

Éstas y otras especies fueron el objetivo de los cazadores furtivos, que los sacrificaban para consumir su carne, para proteger a sus animales domésticos o por la rara sensación de eliminarlos; pero iniciativas como la creación del Parque, las leyes conservacionistas y las campañas de concientización, han venido revirtiendo el antiguo proceso de destrucción indiscriminada.

De la misma manera que ocurre con las demás especies del parque, los mamíferos toman una importancia mayor entre los habitantes de las pequeñas comunidades de la Península de Osa, donde se encuentra el Parque Corcovado, porque entienden que un animal vivo es una fuente sostenida de ingresos.

Este cambio de concepto también es de especial importancia para los científicos, que encuentran en la regeneración de las especies un indicio de la recuperación de la biosfera, un eficaz modelo de lucha contra la degradación del medio ambiente y el calentamiento de la Tierra.

Los resultados de las investigaciones que se han venido efectuando durante los últimos años son alentadores. Conteos realizados con la ayuda de cámaras trampa –y aun videos y fotografías tomadas por vacacionistas- muestran una creciente presencia de especímenes jóvenes de danta, felinos, tepeizcuintes y chanchos de monte (por ejemplo), una señal para autoridades, turistas, voluntarios y científicos, de que, en este pequeño territorio, la naturaleza y la vida están floreciendo.

Ecocleteada