Talento Nato

 

Don Jorge Guzmán Alfaro reside en Guadalupe, en la zona conocida como La Palma de Puerto Jiménez. Desde hace poco más de 30 años vive ahí, y aunque vive solo siempre está rodeado de personas que le quieren, como lo es el caso de su sobrina.

Su trayecto al trabajo es de unos 15 minutos, lo suficiente para que la inspiración fluya y este artesano pueda crear sus maravillas. Rodeado de piedras, un río y acompañado con su perro, este hombre deja su corazón en cada una de las piezas que cuidadosamente detalla.

El talento es nato, pues desde que tenía 5 años posee tales habilidades. A tan corta edad ya trabajaba con barro creando pequeñas figuras, posteriormente incursionó en la madera y cuando se le presentó la oportunidad de trabajar la piedra no lo pensó dos veces.

Recolectar las piedras del Río Rincón y cortarla es tan solo una pequeña parte del proceso. Según indica don Jorge o Coco como le llaman con cariño en la comunidad, “la piedra debe escogerse de diferentes colores para dar vida a las figuras talladas”.

Este talentoso artesano tiene 2 hijos con edades de 20 y 21 años que se dedican a otros menesteres, sin embargo ambos son residentes de la zona y disfrutan la cercanía con este artista a quien admiran.

Don Jorge, se dedica exclusivamente a sus artesanías y trabaja solo; con su mototool y sus discos de corte pasa las horas dejando su talento plasmado en cada figura que cuidadosamente elabora.

Su mayor anhelo es ver crecer su negocio, está muy claro en que tiene la capacidad de elaborar hasta 120 piezas al mes.

Los precios de sus productos son precios accesibles, una figura de danta en piedra oscila entre los 5.000 y 6.000 colones, los oso perezoso tienen un precio aproximado de 10.000 colones según su tamaño, y las tortugas van de los 4.000 colones en adelante de acuerdo a sus dimensiones.

Don Jorge es un ejemplo de pasión y dedicación para todos aquellos que deseen emprender un proyecto. Le deseamos muchos éxitos en su negocio.

Ecocleteada