El protector de la escuela de bambú

 

Desde hace más de un año, finalmente el sueño de la Asociación se cumplió, tenemos la primera escuela sostenible del país. Después de 12 años de lucha, para trasladar la escuela a un lugar más seguro para los niños y conseguir la donación del nuevo terreno, así como el financiamiento por parte del Inder, hoy en día, la escuela es una realidad.

Debido a las condiciones de la zona, la escuela necesita mucho mantenimiento, es por eso que la ADI Corcovado-Carate, ha contratado a Yorbin Castro, baqueano de la zona , el cual se encarga de cuidar la escuela, mantener siempre verde el jardín, hacer el invernadero, cuidar el lote continuo a la escuela, que le pertenece a la Asociación, entre otras cosas.

Anteriormente Yorbin, quien ha vivido todos los 35 años de su vida en Carate, trabajaba en la finca de su padre, ya que era la única opción de trabajo que tenía.

Para Yorbin la labor de la Asociación hasta el momento, ha sido muy buena, ya que le ha brindado un trabajo con un salario fijo por mes. ¨Me gusta el trabajo que yo hago, por mi parte yo estoy bien, pero existe todavía una población de oreros que se encuentra sin empleo, los cuales siguen oreando¨,agregó.

Yorbin ha hecho de la escuela su hogar, para él es muy importante protegerla. Habla de como esta joya arquitectónica de desarrollo sostenible es también una atracción para los turistas que visitan la zona.

¨Le agradezco mucho a la ADI, ya que gracias a ellos tengo actualmente un salario fijo y estoy asegurado también¨, dijo Yorbin.

Ecocleteada