El guardian de las tortugas de Carate

 

Carlos Porras, mejor conocido como Carlos Pelancha es un ex orero de nuestra comunidad, el cual ha sido el encargado de cuidar nuestro vivero de tortugas en Playa Carate, por los últimos ocho meses. Según él, la gente tiene un concepto erróneo de un orero, porque son las personas quienes no son realmente oreros las que le hacen daño al parque.

Pelancha, quien era orero desde los 8 años, afirma que donde se saca más oro, no es por la zona de Carate, sino por el lado de Río Tigre y Cerro de Oro. Trabajó con la última compañía que extrajo oro en grandes cantidades en el Río Carate, y cuenta cómo sacaban de 30 a 35 kilos diarios. El Oro más bueno que tiene Costa Rica está en la Península de Osa. El parque no lo destruyó el orero, el parque lo destruyeron las máquinas. Máquinas que, según Carlos, fueron enterradas antes de que la zona fuera abandonada.

El vivero próximamente se estará trasladando a otro sector de la playa. Cuando esto suceda entre él y el resto de los integrantes del grupo de ex oreros que trabajan para Cotorco, se turnarán las 24 horas de vigilancia que requiere el vivero, y no será únicamente responsabilidad suya.

“No puedo estarme aseándose tranquilo, porque yo estoy pensando si un nido va a nacer o si le pueden hacer daño al vivero”, aseguró. “Todo lo que tengo en la cabeza lo he sacado de los protocolos de Cotorco, porque le voy a decir la verdad, yo lo único que sabía antes de las tortugas era cómo sabían los huevos”, comentó don Carlos.

Dice que el anteriormente si veía alguna tortuguita de camino al mar, la levantaba y le “ayudaba”; después de ampliar sus conociendo con ayuda de los protocolos, los coordinadores y voluntarios que han apoyado el proyecto, sabe que la tortuga naturalmente debe hacer su recorrido hasta el mar.

Actualmente Carlos Pelancha tiene el conocimiento necesario para poder explicar a todos los turistas que visitan el vivero cómo funciona el mundo de las tortugas y está preocupado por proteger más la tortuga verde, la cual se encuentra en peligro de extinción.

Ecocleteada