Eco Granja

 

Este joven emprendedor encontró motivos de peso para poner a caminar su idea, y es que, entre tan solo cuatro personas a tiempo completo, Gerardo Orozco inicio Eco Granja hace 5 años.

Gerardo es ecologista y estudió turismo, lo que lo mantuvo por años prácticamente viviendo en hoteles. De las dificultades que viven los chefs en sus cocinas, aunado a que diagnosticaron a su madre con diabetes; surge esta inquietud de hacer huevos orgánicos.

De estos cuatro emprendedores, ninguno es de la zona, sin embargo vieron en Osa ese lugar para poner a andar su sueño y aportar en la comunidad. El equipo se integra por Max Ponce quien tiene por profesión un técnico en turismo rural, Yancy que es fundadora y además maneja la gestión operativa y de salud y Valeria que será parte del equipo por algunos meses.

Eco Granja tiene 5 años, empezó con pocas aves, 250 animales aproximadamente y una inversión valorada en alrededor de 8.000.000 costarricenses en aquel momento.

Inicialmente les iba muy bien aunque siempre han tenido el concepto de realizar procesos productivos diferentes; a este punto el camino por recorrer era largo. Ellos utilizan híbridos que no son tan eficientes a la hora de poner huevos, pero si son más resistentes en otras áreas, por ejemplo, en el caso de enfermedades, porque el producto final es un huevo, pero sin inyectar, sin antibióticos, sin desparasitantes y sin todos medicamentos que se aplican a las aves y que finalmente usted y yo consumimos. Muchas medicinas son liberadas por las heces o los huevos, esto hace que parte de todos los medicamentos que se utilicen en la vida del ave terminan sirviéndose en su mesa sin que nos percatemos de ello.

Esta empresa cuenta con sello de certificación libre de antibióticos.

Al día de hoy no hay aun un huevo orgánico al 100% en Costa Rica, sin embargo, es su meta a corto plazo siendo parte de su proyecto 2019-2020

Eco Granja es categorizada como una de las casi inexistentes granjas integrales orgánicas, lo cual significa que es una granja donde el desecho de una actividad productiva es la materia prima de otra actividad productiva y eso se replica al pie de la letra; por ejemplo, el excremento de las gallinas se transforma en un abono alto en nitrógeno y con eso se prepara el suelo, el suelo fertiliza el pasto que es alimento y el círculo se mantiene de esa forma.

En Costa Rica nadie certifica 100% por la dificultad de certificar que todo lo que se han comido esas aves es 100% orgánico. Por su parte la tierra requiere un periódo de tiempo para estar sana. Ellos no usan pesticidas ni plaguicidas, la tierra está limpia y están en este momento desarrollando sus productos; es decir están produciendo el maíz e importaron una semilla de un árbol de El salvador que se llama Morera, que es la mejor fuente de proteína y con esto van a hacer la fórmula del concentrado para encargarse de que sea orgánico.

En la actualidad comen un alimento concentrado que traen de Pérez Zeledón, comen forrajes, banano, plátano, ayote, yuca, o bien lo que este en cosecha.

Cada unidad de producción tiene 2 secciones adheridas, una unidad con área de pastoreo y un terrario (que es donde generalmente se hacen las pruebas).

Lo más importante para un ave es la proteína, ellos buscan técnicas alternativas atrayendo otros animales como insectos a través de luces artificiales durante las noches para garantizar un proceso lo más natural posible.

Cuando tiene que desestresar a las aves, les abren la unidad de producción y las dejan salir, ellas están habituadas así que entran y salen solas.

Este cuarteto es experto en su labor, y saben a la perfección a que edad van a poner huevos, así mantienen un control, por otra parte, las aves ya habituadas saben cuál es el lugar para poner entonces indiferentemente de que salgan o no, ellas ponen huevos en el lugar indicado.

Estos innovadores jóvenes hacen levantes, desde 18 días o un mes de nacidas o bien compran aves de 14 semanas. Desde que nacen reciben fortalecimiento hasta la edad de postura, una vez que el ave pone un huevo no es inyectada nunca más.

A las 20 semanas de edad empiezan a poner, esto es 6 semanas después de la última medicina.

En su proyecto hay dos animales por metro cuadrado, máximo 4 por metro cuadrado, a diferencia de la industria en donde se manejan 12 animales por metro cuadrado. Esta es una de las principales diferencias, pues no solo las aves están en mejores condiciones de salud sino higiénicas, permitiendo reaccionar a tiempo ante cualquier gripe o brote.

Nos comentan que como productor se requiere que la gallina ponga la mayor cantidad de huevos posibles, pero ellas ponen cada 26 o cada 36 horas. Como punto de referencia, Gerardo nos indica que “la mejor ave del planeta pone cada 26 horas “.

En cuanto a las enfermedades de las aves, siempre trabajan preventivo. En cuanto un ave está mostrando síntomas de alguna enfermedad entonces esta se aísla en una zona especial y se trata de manera individual.

Las gallinas ponen un año y medio a partir del primer huevo. Ellos cuentan con otros híbridos que ponen 75% no obstante se venden como carne después. Esta gallina esta casi extinta, no se produce frecuentemente por su rendimiento.

En Eco Granja tienen un proceso de inmunizar al animal, este es un motivo más por el cual utilizan esta línea “High Line”, pues son de menor rendimiento (93% - 95%) sin embargo son mas resistentes a enfermedades y al clima.

En innovación, está el proyecto en el que ellos establecen un balance de los micro organismos, los reproducen y los aplican en unidades de producción, por eso no utilizan desinfectante ni carbolina. El balance de microbio- bacteria que tienen lo hacen con colonias de microorganismos, sacando los microorganismos del bosque y ella los reproduce y los vende. Los compran en Pérez Zeledón. Ellos fumigan con los micro organismos las zonas de producción. Documentan sus procesos y de ahí empiezan a innovar y mejorar sus procesos.

Los chefs piden que la yema del huevo tenga una membrana fuerte, así que ellos implementan vitamina e a través de la luz solar, por eso las yemas con color naranja sin utilizar pigmentos en el concentrado de las aves.

Su principal objetivo es mantenerse usando fuentes naturales para suplirlos en sustitución del concentrado

Ellos podrían estar produciendo el 200% más, sin embargo, han ido haciendo su propio proceso poco a poco, a prueba y error para mejorar sus técnicas.

Ellos hacen Tours, a través de Osa Safari dentro de toda el área nacional y complementan sus funciones utilizando los desperdicios de las frutas y los alimentos que le dan a los clientes en los diferentes tours.

¡Qué gran iniciativa!

Hospedaje